lunes, 18 de julio de 2011

Naples / Nápoles

                                                                         Foto JMA

Au milieu des décombres je tourne sur moi-même, lentement, aussi stupéfait qu’une victime de tsunami après le passage d’une vague géante. Tout, autour de moi, n’est que ravage et désolation gluante d’algues et poissons morts. La porte éventrée d’un frigidaire laisse voir, presque obscène, une tête d’espoir. Du poteau télégraphique pend le sourire carnassier d’un poème inachevé.

Cela pourrait être meilleur, ou pire, selon les circonstances. Je pourrais, par exemple, cesser d’être transparent. Mais au fond, la déchéance vers le néant est reposante, comme une odeur de mort sur le mur…
Je dois être un peu en retard sur l’horaire, les anciens cadavres n’ont pas le sens du temps.

(Aujourd’hui, l’air sent la cannelle et le café le gout d’une nuit face au Golfe de Naples.)
-----------------------------------

En medio de los escombros giro sobre mí mismo, lentamente, tan estupefacto como una víctima de tsunami después del paso de una ola gigante. Alrededor de mí todo es estrago y desolación viscosa de algas y peces muertos. La puerta destrozada de un frigorífico deja ver, casi obscena, una cabeza de esperanza. Del poste telegráfico cuelga la sonrisa carnicera de un poema inconcluso.

Tal vez todo esto podría ser mejor, o peor, según las circunstancias. Podría, por ejemplo, dejar de ser transparente. Pero en el fondo, el desliz hacia la nada es descansado, como una fragancia de muerte en el paredón…
Debo estar un poco atrasado en el horario, los antiguos cadáveres no tienen el sentido del tiempo.

(Hoy el aire huele a canela y el café tiene el sabor de una noche frente al Golfo de Nápoles.)

8 comentarios:

Isolda dijo...

Emociona tu texto, pero hoy muchos vivos, con o sin olor a canela y a café, recuerdan también algunos cadáveres. No sé si son los mismos, pero en todo caso, te envío un beso.

Marián dijo...

Disfruta de los sabores y olores, Jose Maria...hasta el último aliento...porque la número uno de tus amantes; la muerte, no te dejará en paz hasta tu último suspiro.

Pero antes déjame que te bese con los besos de mi boca....

Duna dijo...

Me encanta la descripción que has hecho. Me gusta mucho esto:cuelga la sonrisa carnicera de un poema inconcluso.
Me quedo en ese aroma de café y canela.
Besos

F. Cobacho dijo...

Simplemente me gusta un montón!

José María Alloza. dijo...

Si, Isolda, también era un día para recordar esos muerto… Besos.

José María Alloza. dijo...

Bésame Marian, bésame, que al vida es corta. Besos.

José María Alloza. dijo...

A mí también me gusta, Duna. Besos.

José María Alloza. dijo...

Gracias Paco, es un placer verte por aquí.
Un abrazo.