sábado, 9 de julio de 2011

De la Rosa imposible

Le seul mystère c'est qu'il y ait des gens pour penser au mystère.
Fernando Pessoa

Esto es un poema
.
.
.
.
ebrio-transparente.

Dedicado a Rosa,
la culpa la tiene
un poético acotado.

Esto es un poema
ebrio-transparente,
transparente y ebrio
como un poema,
poema transparente
de un poeta ebrio,
ebrio tu mismo
poema encadenado
de un lacito rosa,
rosa como tu vulva
transparente,
de pétalos ebrios
y lectura imposible,
imposible aguardiente
de dos labios,
labios rosas Da-lí-ba-ba
en tus nalgas marineras,
¡Inverosímil Rosa!

4 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Pensar que tanto se habló de imposibles en el otro post y tu te plantabas con la palabra posibilidad.
Ahora estoy perdida poeta...
Besitoss

José María Alloza. dijo...

Eso buscamos, Preciosa, perdernos buscando lo que no se ve…
Be-SI-tos.

Marián dijo...

Así es, poeta, cuando nos encuentran lo que deseamos es perdernos...

Yo creo que el poeta siempre está ebrio de palabras, vida y amor...
Un beso.

José María Alloza dijo...

Gracias Marian, supongo que efectivamente, las cosas son así.
besos