martes, 22 de septiembre de 2009

Querer


Querer por la riqueza de una sonrisa
Vistiendo el silencio de las noches
Tangentes al abismo de la voz invitada

En la ilusión suavizada
Querer cada día un poco más
Sin el ensueño del mañana

Querer hasta helar el infierno
Como un adagio de alegría
Ícaro en el fuego de tu mirada

4 comentarios:

le fabuleux destin du papillon dijo...

Una intromision, pero lei tu poema y me salio esto..

muy lindos tus versos
Maria.

"Corazón ausente"

Si te quiero o no te quiero
no puedo saberlo,
los deseos no se auscultan
se tocan y se sienten.

Si el abismo en tu corazon
me llama , para que con
pequeñas brasas reavive
la ternura apagada en tu alma.

Es simple y puedo hacerlo,
pero tengo un impedimento.
Tu vacio.

En la ausencia
sólo se escriben
cientos de estrofas
de las mas mudas palabras perdidas,
y de ausencia en ausencia
es la soledad la que reina.

Si los cuerpos,aun intactos
se desean ,
hay que hacerlos soñar
para que el alma no enmudezca;
y las palabras se hagan piel
convertidas en primaveras.

Suaves tiernas,entre los olivos,
el mas oculto de tus misterios.
Que me quieras.

Y simple, sin explicaciones
me regales un beso,
el dia que me cruces de nuevo
y te decidas a quererme.
Solo y sin miedo.

Todo lo que sientes es tuyo,
todo lo que sueñas es propio
que querer es ese abismo vacio
a ser dueño,
de todo el amor que aun tenemos.

Cada secreto
está oculto en uno,
de todos tus misterios;
y en el lucero de tus ojos
que aun no me regalas
cada dia y en un suspiro,
yo me muero.

Quiere libre como eres,
no pienses, que
cada musa es tu musa,
y todo efebo canta regocijado
sobre tu cuerpo.

Y si es que me cruzas un dia,
vuelve,
y si de continuo
caminas,
vuelve,
que sólo seguiré ahi, esperando.

Sin explicacion me mires
me tomes de la mano
tan real como sincero
que los idilios,
sólo sirven para los cuentos.

Y al fin vistas el vacio,
que creaste con tu silencio,
con tus bellas palabras,
tan mudas, porque escritas,

y puedas completar
el lúcido pedido,
que repiten tus ojos
sobre cada una
de tus estrofas.

Y
por una vez,
aunque en la melodia
de tus versos,
me sientas y me quieras,
sobre todo lo delicado
que esconde,
tu mas profunda tristeza.

Y abras la jaula
de tus mas bonitos pajaros,
con la llave de tu beso;
y no lo pienses, que querer
no es pensar sino volar
con las alas de la tristeza
bañada en ternuras
de toda serena complacencia.

Si de continuo
caminas, sólo vuelve.

le fabuleux destin du papillon dijo...

aclaro puro impulso no tiene corrección ni nada, obvio que si lo pensaba no lo dejaba ...

maria

Tristan dijo...

Para María,
Pues tu « puro impulso » me parece una maravilla. :-)
Mil gracias por este impulso y por leerme.
JM

le fabuleux destin du papillon dijo...

-