miércoles, 23 de marzo de 2011

Vacío.



Palabras danzan, en su boca
de viento, aurora boreal
de perfume francés, mascara,
fragancia mortuoria de lirio.


Prosa felina de un ocaso,
dos notas de violín, entierran,
los versos de amor perfumado.


Recuerdo uno, sótano verde,
así puede, correr no puedo,
del dulce, amarillo de noche,
hoy, ayer, el morir, no entiendo.


Gira, giran, caleidoscopio
de palabras, multiplicadas,
en el silencio,
ya no, me reconozco, vacío.



2 comentarios:

Leonel Licea dijo...

La melancolía que destilan tus versos es palpable, José, la sensación que dejan es ese vacío que invocas ya con el título y que, con el verso fina,l se hace real.
Un abrazo.
Leo

Tesa dijo...

Ay... magia de las palabras,
a veces sanadoras,
a veces hirientes...
Mejor el silencio.