martes, 27 de septiembre de 2011

Poemas para el odio y la muerte (2)

El perfume de la planta carnívora
triunfará de tu loca sumisión,
si una mariposa eres.
Se incandescente de odio,
desgarra las extrañas, sin piedad,
siembra en tus pasos todo lo macabro,
y bebe un vino riendo de sus miedos.
De aquí a la muerte no queda nada.

4 comentarios:

Lore dijo...

Vaya José María, que yo reconozco tu capacidad intelectual...pero que no, que lo que no necesito es desgarrar las extrañas, sin piedad,ni
sembrar en mis pasos todo lo macabro... uyyyyyyyyyyyy.

Estos días cambia el poema, por esos otros hermosos, dulces, que a tí no te gustan, pero anda hazlo por esta vez...no te lo pediré más.

Un besito dulce.

José María Alloza. dijo...

Vale, te escribiré uno. ;-)

JOSH NOJERROT dijo...

Cuando nos damos cuenta de ello ya es demasiado tarde, la muerte ronda nuestro alrededor, los miedos solo sirven para envalentonarla...abrazzzusss

Respirando entre palabras. dijo...

Como yo soy mala, te diré que: ME ENCANTO!!!!! Ideal para un día de ira y para olvidarme lo que en verdad soy ;)
Besitossss