martes, 20 de septiembre de 2011

No poesía 8

Mató dos veces: un hombre y un sueño. Es extraño morir del poder que concedes. La profundidad es sin connotación de retorno y llega. Lo que queda es superficie y tres artefactos de omisión. En la esquizofrenia del título vive un silencio.