martes, 20 de septiembre de 2011

No poesía 7

La diferencia entre un difunto y vuestro servidor es que un difunto no es consciente de su estado. Soy un despojo de la equivocación. Todo lo escrito es equivocación, amar no es jugar a la rayuela en el patio de un colegio. La poesía es Ella. La poesía es equivocación y mi espalda parece una baldosa. La Nada existe verdaderamente.