domingo, 19 de junio de 2011

Escala, o no...


Sí o No,
y sin respirar,
Tú y Yo,
y quién sabe,
Yo y Tú,
y si el sí es el no,
Tú y Yo,
y al revés,
Yo y Tú,
y ¡¡¡sííííí!!!
y ¡¡¡Yooo!!!

He aquí que ahora
estoy borracho
como un portaviones
en un puerto extranjero,

para más inri,
me duele un dedo del pie
y visto smoking negro,

nunca deberíamos
enamorarnos
de una prostituta alemana
en un burdel
del cuerno de África,

aunque parezca vocal
auténtica,
            la espuma de la cerveza
                               siempre acaba
                                           en precoz eyaculación.
¿Por
       qué      
se mueve
       el muelle?.

9 comentarios:

Silencios dijo...

Mareada me voy, ya te diré porqué se mueve el muelle, ainsss!
Felicitaciones

Besos de alta mar

La Isla Misteriosa dijo...

Es el principio de la Odisea o el final?

Lore dijo...

Vaya lugar peligroso que has elegido
para estar tan borracho como un portaviones,en ese malecón extrangero.
Cuidadín cuidadín, si te ves en peligro, silba... y aparezco.

Un beso.

José María Alloza. dijo...

Jejeje, A ver si me explicas, que nunca entendí las ondulaciones de los muelles
Besos, corazón.

José María Alloza. dijo...

La Odisea es un círculo, Isla, y los hijos de Ares siempre encuentran una Afrodita, en los puertos desconocidos :-)

José María Alloza. dijo...

Si supieras las veces que te he soñado, en cualquier malecón...
Besos y gracias, te llamaré :-)

Jorge Torres Daudet dijo...

Sí, era una gran cogorza...¿ya despejada?
Un abrazo.

J.Lorente dijo...

En la disputa entre el Tú y el Yo, entre el Si y el No, prevalecen finalmente el Si y el Yo... Eso está bien.

Interesantes borracheras las tuyas... Pero que en el fondo son como todas... Uno hace todo aquello de lo que se arrepiente después.

Un Beso Ebrio, J.María.

Cristofer dijo...

Y que le echaste al cuerpo para que hubiese tanta confusión?

En fin... me gusta lo que arroja la borrachera... pero eso de la prostituta alemana, me gusta mas, salvo el enamoramiento

jejeje... la lujuria por delante.


Saludos.
Cristofer.