sábado, 18 de junio de 2011

Charcos de lobo

Dedicado a Charquitos

En un escaparate
de loros muertos,
las noches de caracolillas
y Luna llena,
se escuchan aullidos
de corderos
despistados y carnívoros,
de espuma verde
son los colmillos del lobo
en la mascára del carnaval.

7 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Siempre habrá lobos disfrazados de mansos y tiernos corderillos.
También hay lobos mansos y corderos carnívoros... Y hombreslobo...

Y abrazos para ti y para Charquitos

El poema estupendo.

Lore dijo...

¿Sabes José María? Siempre he sentido gran simpatia por el lobo.

Alguna vez, cuando la noche se queda sin luna al lobo se le ha visto correr por las praderas feliz junto a una preciosa loba plateada.
Dicen que la luna convertida en animal, baja hasta nosotros para mitigar y secar las lágrimas de nuestro lobo.

Porque el lobo también llora....

Fíjate para cuanto ha dado tu poema.
Besos.

Charcos dijo...

Anda qué sorpresa! se agradece la dedicatoria aunque no sé yo lo de los loros muertos si contiene alguna alegoría (que me da repelus... jj)

.....letras casi escupidas por una enloquecida luna.

besicosss

El magnetista dijo...

Corderos hambrientos, lobos atados, inversion de las cosas tras las mascaras del carnaval..

un abrazo

Mágicas Noches dijo...

Muerde; que tus colmillos sacien tu hambre y tu sed, no dejes que las falsas lunas no te dejen ver el camino, Muerde ya!

Besos entre susurros

Paloma Corrales dijo...

¡No le toques ya más,/que así es la rosa!” Estaba mejor con los "loros muertos" y te ahorrabas una consonancia ;-)

Besos.

Leonel Licea dijo...

Pues me gusta, hombre, me gusta sí, quizás porque en las noches de lunas llenas me siento un poco lobo: libre finalmente, y sin máscaras.
Un abrazo.
Leo