lunes, 8 de marzo de 2010

Poema de segundo grado para un 8 de marzo.





























Cuando llega la primavera;
Saboreamos esplendida belleza;
En los secretos de vuestros jardines;
Perfumados de fragancia de amapola .

Cuando llega el verano;
Encanto de la entrepierna;
Embarcamos hacia Citera;
Pintando cielos de azul y claro.

Cuando llega el otoño;
De truenos y tormentas;
Bebemos las llamas de amor;
En huecos de sombra y rocío.

Cuando llega el invierno;
Los ojos en la orilla de un sueño;
Nos cuentan hermosas historias;
En las perlas de vuestras lágrimas.

Cuatro estaciones, canta un pájaro;
Mujeres de primavera al invierno;
Nuestras noches serian tristes;
Sin ellas, dice la vida, con razón.

E aquí lo que he podido aprender;
Lo que para hombres misterio es;
No obstante sin pretensión de entender;
Bien loco seria quien afirmara tal cosa.


34 comentarios:

Andrea BR dijo...

...Y si tienen misterios ocultos es sólo para verte bucear en su mirada, en una estación cualquiera.

Ese viaje a través de las imágenes no podría tener marco más perfecto que tus palabras.

une femme qui t'aime ...

Lore dijo...

Nuestras noches serían tristes sin ellas
dice la vida...
como para nosotras serían tristes los días sin ellos.

Gracias Amadeus

Edu dijo...

Viva la mujer trabajadora.
Un Saludo

Marita dijo...

Mujer que de amor me inflamas
y que mi cuerpo aclama
grito tu nombre en la oscuridad
líbrame de la soledad

Precioso el poema...como siempre

Un besote Don Amadeus

Mercedes Pinto dijo...

Gracias, Amadeus, es un homenaje a las mujeres muy bonito. Yo creo que sí que nos has entendido; pasas por nuestras cuatro estaciones sabiendo dónde encontrar la belleza.
Un lujo siempre venir por tu casa.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Me he mecido en tus versos en cada estación y cierto es el ser orate para dar respuesta a aquellas preguntas que dormitan en cajas de Pandora que solo las mujeres pueden abrir para desnudarnos su naturaleza; lo único que nos resta es la contemplación ante su bello existir.

Mina dijo...

Me emociona tanto leer poemas como estos cuando aún con el paso del tiempo has ido descubriendo en el alma aquella mujer libre que vuela extendiendo las alas, que bello poema Amadeus... hermosas letras y hermosa música... gracias

Besos y cariños

Duna dijo...

En primavera alterada
busco tu mano
floreciendo en la alborada
bajo el sándalo.
En verano la piel libre
espera tus caricias
y en siestas compartidas
se hace el aire delicias.
En otoño, espero el ocre
de la lumbre de tu cuerpo
y se disipa el corpóreo
cenit del estío.
En invierno busco
el calor de tu abrazo
abandonándome a la sensación
que me trasmite
tu abrazo.

Que bonito tu poema.
¡¡Me ha encantado!!
Perdón por dejarme llevar por tus versos.

Muchos besos amigo

Amelia Díaz dijo...

Genial, Alain querido.

Una dona que t'estima.

Druida de noche dijo...

El misterio de una mujer solo se descubre ahondando en el misterio.. Muy buenas letras..

druida,

SEÑOR DE LA HISTORIA dijo...

CABALLERO... UN CANTO SOLEMNE POR LA SABIDURIA DEL MUNDO, POR LA COMPASIÓN DE LA TIERRA, POR LA BELLEZA DE LA PERSONA Y POR SUS CUIDADOS ETERNO. TODO ESTO ES UNA MUJER...MÁS ESA DULCE DAMA QUE NOS ACOMPAÑA POR LOS CAMINOS, TANTO DE LA ALEGRIA ,COMO DE LA TRISTEZA. UN CORDIAL SALUDO Y QUEDE CON NUESTRO SEÑOR....

Néctar dijo...

Ainssss ¡¡Ves llego tarde por el trabajo!!!
Gracias eres especial. ¿te has dado cuenta?

Néctares

Noray dijo...

Mujeres de cuatro estaciones,
no sólo de un ocho de marzo.


Un abrazo

José María Alloza dijo...

Bucear en los misterios de los ojos… Una de las cosas más bonitas de la existencia.
Muchas gracias Andrea. (L)
Besitos.

José María Alloza dijo...

Gracias a ti Lore por leer y comentar.
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Si Edu viva la mujer trabajadora y todas las otras tambien…:-)
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Gracias Marita, por leeer y por tus letras.
Ves cuando quieres :-)
Un besazo.

José María Alloza dijo...

El lujo Mercedes es que me leas.
Muchas gracias.
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Gracias Augusto.
Solo eso contemplar la belleza y también escribir versos para cantarla.
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Muchas gracias Mina, tus comentarios son siempre emocionantes.
Besos.

José María Alloza dijo...

Déjate llevar, déjate llevar Duna que así nos regalas preciosos versos.
Besos amiga.

José María Alloza dijo...

Gracias querida Ame
Mil i un petons i que sàpigues que t'estimo moltissim!" ...:-)

José María Alloza dijo...

Gracias Druida. Entonces ahondaremos en los misterios…:-)
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Caballero, es de agradecer su presencia y valioso comentario.
Un cordial saludo.

José María Alloza dijo...

Nectar, acabaras haciéndome sonrojar…
Mil gracias.
Besos.

José María Alloza dijo...

De cuatro estaciones y de cada hora del día, así debe ser Noray.
Un abrazo.

azpeitia dijo...

Tienes razón, nací de una mujer...sin ellas los hombres no somos nada...muy interesante tu página, me gusta tu estilo...un abrazo de azpeitia

verso y palabra dijo...

una maravilla, precioso homenaje

un abrazo

anabel dijo...

Si, somos un misterio, como vosotros, como todo ser humano. Te doy las gracias por el homenaje de tus versos, es un placer leerte.
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Muchas gracias Azpetia. Es un placer tenerte como lector.
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Muchas gracias Verso.
Eres muy generosa conmigo.
Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Soy yo quien te da las gracias por leer y comentar Anabel.
Un abrazo.

BB dijo...

El día de la mujer, precede el día de mi cumpleaños, el marzo, que me parece el mes ideal, la mujer valiente soñadora, elocuente y efectiva... Y tus versos, como siempre perfectos... regalo para nuestro día.... cien años de lucha.

Un abrazo
BB

Índigo dijo...

La tercera imagen. Me quedo con la tercera. Me trae recuerdos. Vivía en D.C. Y en la Philips Collection, cerca de Dupont Circle, vi esta bella imagen, con una amiga francesa, y otras imágenes, algunas que te gustarían... Una mujer con las medias remendadas, como antes las llevaban las mujeres. Eso también lo recuerdo. Recuerdo llevar las medias a remendar en el pueblo: íbamos a la mercería y se "cogían las carreras". Había expertas en ello. Casi no se veía la carrera de la media. En la exposición en D.C., sí, se veían las distintas carreras de las medias "remendadas". Hoy me quedo en esa imagen. También te he leído pero hoy esta entrada me sirve de recordatorio y recuerdos. Abrazo grande de mar, Amadeus.