domingo, 20 de mayo de 2012

No olvidéis apagar la luz antes del final del mundo



Nube con puntos azules, 
veinte cinco ventanas y rejas, 
dos ojos parecidos al esbozo de la cara, 
vela inclinada hacia el medio, 
cenicero con ojo cansado,
travelling con punto de vista sobre el baño, 
manual para parir las coartadas, 
aprendiz poeta con conciencia, 
cepillo de dientes distanciado,
mesa de diseño vacía de milagros,
mirada que gira y vertical, 
muro no estanco, 
ángel caído con boina vasca, 
foco que canta no obstante, 
paso de baile con gota de perfume, 
barra de mala muerte y caja, 
peso insoportable con clavel,
armario destrozado con hábitos y mujer, 
puño proletario todavía no cerrado,
incandescente ironía a granel,
hambruna espectacular en portada de Hola, 
barricada de plástico radical, 
hipoteca para metro cuadrado de cartón, 
culpabilidad de fin de semana,
recetas para viajar a Ibiza en autostop, 
venta de restos de otros tiempos, 
cursillo para ex gestores de izquierdas, 
arqueólogos estudiando libros de papel,
hamaca para revolucionario cansado, 
amores clasificados hasta noventa y nueve años.

(Bodegón 2012)

5 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Si logro encontrarla entre tanto escombro y confusión, palabra que la apago :)
Besos Amadeus ;)

azpeitia dijo...

Ingeniosa y llena de fuerza toda la descripción de tu poema...enhorabuena desde azpeitia

Elvira Daudet dijo...

Mi querido José María:

Me encanta este cadáver exquisito, sólo tuyo, que roza la genialidad en su vómito; me gusta su cruel ironía, su amargura y casi todos sus versos.

¿Qué tal sigue tu padre?
Un abrazo para los dos
Elvira

•°•.•°•.♥*•¸♥.Lluviaenelsilenciodelanoche•*•¸♥ ♥. •°•.•° dijo...

Un poema muy sublime y bello en letras.

besos

† ::. †† ::.† ::.

Lore dijo...

Aun no es tarde para buscar un mundo más nuevo.
Duro incluso hiriente para algunos, pero esa dureza solo es perfil de tu pensamiento, hecho palabra en este poema desgarrador, pero seguro que lleno de esperanza y de vida.

Un reflejo amargo de este sublime poema, y de un gran poeta

Mi admiración como siempre José María.

Besotes.